EJERCICIOS DE RELAJACION PARA LA TERCERA EDAD



Intentar relajarse no debe ser tomado sólo como una forma de descanso, sino más bien una manera de realizar con mayor eficacia y sin fatiga, tareas que antes te agotaban físicamente. Los ejercicios de relajación te ayudarán a recuperar la vitalidad perdida.
Ejercicios de relajación para la tercera edad
Ejercicios de relajación para la tercera edad
Ten en cuenta que los ejercicios de relajación tratan de que puedas adquirir el tono muscular adecuado para hacer las actividades diarias y motrices economizando energía.

Ejercicios de relajación

  • De pie. Piernas juntas. Eleva los brazos extendidos y relajados hasta la altura del pecho con las palmas hacia abajo. Sacúdelos como si te tuvieses que secar las manos.

  • Sigue de pie. Coloca una mano sobre otra a la altura del ombligo. Cierra los ojos y toma aire tratando que se infle el abdomen como un globo. Cuando espiras la panza se desinfla.

  • En la misma posición anterior. Coloca las manos a la altura de las axilas como si te prepararas para empujar un objeto. Toma aire y cuando espiras extiende los brazos como empujando algo. Es importante que mantengas los brazos relajados en todo momento, aún cuando se extienden.

  • De espaldas al suelo. Piernas flexionadas. Eleva los brazos por sobre la cabeza al tiempo que inspiras hasta llegar por detrás de la cabeza. Vuelve espirando llevando los brazos por el costado del cuerpo.

  • Ahora estírate extendiendo piernas y colocando los brazos por encima de la cabeza. Vas a contraer (endurecer) todos los músculos unos 3 segundos para luego relajarlos completamente. Tienes que sentir que pesas tanto que te fundes contra el suelo. Repite varias veces hasta que obtengas esa sensación.
Al finalizar, quédate en una posición cómoda sin moverte ni hacer nada en especial, sólo disfrutando el momento.