ESTILO DE VIDA

He manifestado en otros trabajos que resulta fundamental incorporar a nuestra vida diaria actividades que signifiquen aumentar el nivel de exigencia cardio–respiratorio y muscular a nuestro organismo a modo de entrenamiento, a saber: incrementar las caminatas, valerse menos de los vehículos particulares, hacer uso de las escaleras, participar de eventos al aire libre, etc.-
Resulta fundamental implementar una alimentación sana y dejar de lado hábitos nocivos tales como el cigarrillo, el alcohol, etc.
De esta manera incorporamos en forma paulatina pequeños esfuerzos que van acondicionando a nuestro organismo para realizar una mayor actividad física. Se ha investigado sobre el comportamiento del cuerpo, y se observo que ante una situación desequilibradora que el denomino "stress", el organismo reacciona mediante una serie de ajustes fisiológicos específicos para cada estimulo, con los que trata de oponerse al agente estresante y restablecer el equilibrio.